Has añadido satisfactoriamente un producto a tu carrito
nudo-infinito-en-turquesa 1nudo-infinito-en-turquesa 2nudo-infinito-en-turquesa 3

Nudo Infinito en Turquesa

Ref. NUDOINFINITO

Limpiar

Descripción

El Nudo Místico representa el corazón de Buda y es uno de los ocho símbolos auspiciosos del budismo. Se le llama también Infinito o Sin Fin, porque en el nudo no hay punto de comienzo ni de final, lo que significa que el conocimiento de Buda es ilimitado y permanente. Algunos la llaman Nudo de Amor o Nudo de la Suerte. Los maestros tántricos a menudo se los entregan a sus discípulos para llevar sus bendiciones y protección. Por su significado, el Nudo infinito, simboliza un ciclo interminable de buena fortuna, un éxito ilimitado, suerte continua, amor eterno y salud duradera.

En el “nudo sin fin”, no hay punto de comienzo ni de final. Simboliza que el conocimiento es ilimitado y permanente. La infinita sabiduría beneficia a todos los seres. La ofrenda del Nudo Magnífico es para desear que todos los seres sintientes puedan realizar el mismo despertar que Buda.

En la tradición tibetana, el nudo infinito es símbolo del cambio incesante de las manifestaciones, el entramado de líneas recuerda el modo en que los fenómenos están interconectados entre sí en un ciclo cerrado de causa y efecto.

También representa la unión de la Sabiduría y el Método, en el tantra, la unión de la energía femenina con la masculina, su unión armónica expresa el amor infinito, la vida infinita, la realización de la unión.

El nudo infinito es el símbolo más fuerte de fortuna. Colocado junto a un regalo o en un escrito significa la conexión entre quien da el regalo y quien lo recibe estableciendo lazos para circunstancias favorables futuras.Los maestros tántricos a menudo se los dan a sus discípulos como talismán de bendiciones y de protección.

Turquesa

Principales Propiedades esotéricas y curativas de la Turquesa.

Piedra de la Alegría y del Bienestar

Es una piedra femenina, relacionada con la energía lunar de las emociones.

 

Afín al plexo laríngeo, cardíaco, del entrecejo y en el plexo solar.

 

A nivel físico, el color azul verdoso, reúne todas las propiedades curativas, se la recomienda para afecciones respiratorias, laringe, bronquios, pulmones, para amigdalitis, difonía, afonía, tos, falso crup, difteria, bronquitis, asma de origen bronquial y regulariza la glándula tiroides.

 

Estimula la glándula pituitaria de un modo muy beneficioso.
Proporciona sensación saludable al organismo.
Posee poderes curativos gracias a su alto porcentaje de cobre.
Actúa con eficacia en dolores de nuca, problemas en los conductos nasales y membranas mucosas.
Excelente para la vista y los ojos.

Composición y lavado

Usamos cookies para analizar el tráfico y mejorar el servicio. Más info aquí.
Cerrar