LEYENDA DE LA MANO DE FÁTIMA…

Paquita Forever 06 August 2020

Queridas amigas de Paquita Forever,

hoy os quiero hablar de la leyenda de la mano de Fátima, símbolo de alta protección que junto con la orgonita es una mezcla mágica y un autentico tesoro para el Alma.

La mano de Fátima representa bendiciones, poder y fuerza, así como protección contra el mal de ojo y en general está considerado un amuleto protector. Se ponía en las puertas de las casas para proteger los hogares y familias. El cinco es un número asociado a la buena suerte para el pueblo árabe y sobre todo para él Beréber. Los cinco dedos del Jamsa tienen ese poder para proteger.

El profeta Mahoma, fundador del Islam, tuvo una hija, la bella y virtuosa Fátima, a la que los musulmanes veneran con gran devoción.

La historia cuenta que en una ocasión estaba Fátima muy ocupada en la cocina preparando la comida cuando su marido, Alí, llegó inesperadamente. Al oírlo, Fátima abandonó sus quehaceres y fue a recibirlo. Sin embargo, quedó tristemente decepcionada al ver que su esposo llegaba acompañado de una bella y joven concubina. Prudente Fátima guardó silencio y, atormentada por los celos, regresó a la cocina, no prestó atención a lo que estaba haciendo, tenia una olla al fuego con caldo hirviendo y mas atenta a la tristeza que a lo que estaba haciendo, metió la mano dentro y empezó a remover la sopa.
Tan absorta estaba en su tristeza que no sintió dolor alguno pero Alí vió lo que estaba haciendo y horrorizado se abalanzó sobre ella gritando.
Fue entonces cuando Fátima se dio cuenta de que se estaba quemando la mano y la sacó de la olla. Alí le cuidó la mano y al día siguiente, admitió que había pasado la noche con la joven concubina. Esa misma noche, Fátima espió a Alí por la noche y vio como iba a la habitación de la joven otra vez… Ella le siguió y les espió por la rendija de la puerta, al ver cómo su marido besando a otra mujer, una lágrima bajó por su mejilla. Alí de repente, sintió una gran tristeza en el corazón y una bajó por su mejilla. Al darse cuenta del amor que sentía por su mujer y el dolor que le estaba causando, dejó a la joven concubina.
Desde entonces, la mano de Fátima se convirtió en un símbolo importante en el mundo musulmán ya que representa la paciencia y la abnegación.
Otra versión , escuchada únicamente en la región de Chaouen, cuenta que cuando su esposo Alí se disponía a ir a la batalla, ella le impuso su mano y rezó por él para protegerlo. Al salir felizmente victorioso de la batalla entendió que la mano de su esposa y su bendición lo había protegido y por eso no recibió daño alguno.

Espero que os guste la historia de este precioso amuleto, y hasta la próxima bellas.